Sangre

Esta sangre que nos une,

que nos abraza y calienta,

que nos hierve y que nos calma,

que hace iguales a los abuelos, padres e hijos,

esta sangre que oxigena

cada célula del cuerpo

y que bombea desde el corazón

con un latido que se siente como fuego

y se escucha como un ciclo

de un repetido «te amo»,

que llega al infinito

y lleva al alma a su destino,

que entrenó en toda una vida,

guiando al cuerpo que aquí queda.

Es la sangre con la que me abraza mi madre,

que ya no vive conmigo;

es la sangre con la que abrazo a mi hijo,

cuando parece que estamos

en distintos lugares;

es la sangre que me regalaron

los más viejos que estuvieron

antes de mí haciendo vida

para que yo tuviera la mía

y con la que yo doy

mi existencia a los que siguen.

Es la sangre toda roja,

toda llena de pasión,

que me recuerda el calor

del cual yo vengo

y el cual yo soy.

Un comentario en “Sangre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s